En Estados Unidos es muy normal que los estudiantes hagan horas voluntarias en su comunidad. De hecho, la mayoría de escuelas secundarias piden a sus alumnos una cantidad específica de horas voluntarias como requisito para graduarse. Los estudiantes internacionales que desean obtener su diploma de bachillerato en USA también deben ganar horas voluntarias.

Hay muchas maneras de ganar horas voluntarias, puedes participar en eventos o vincularte a organizaciones que se especializan en actividades benéficas. Es importante tener en cuenta que el voluntariado no tiene fines de lucro, así que no debes recibir ningún pago a cambio.

Estas son 3 formas sugeridas para ganar horas voluntarias:

Enseñar a niños durante o después de la escuela. Una manera cercana y divertida de ayudar es enseñar Español a niños de tu colegio o, si eres bueno en alguna asignatura, ayudarles a aprender Matemáticas, Ciencias, Historia… Al final, tu colegio validará el número de horas que hayas invertido ayudando (ej. 5 horas de tutoría = 5 horas voluntarias acumuladas).

Visitar albergues para personas sin hogar y ayudar con la entrega de alimentos. Si vives cerca de un albergue y ofrecen horas de servicio comunitario, aprovecha la oportunidad, dona tu tiempo entregando alimentos a personas que los necesitan. Si no sabes a dónde ir o cómo funciona el proceso, te recomendamos buscar en Internet teniendo en cuenta tu ubicación. Estamos 100% seguros de que encontrás un lugar dónde ayudar, más cerca de lo que piensas.

Ayudar limpiando playas. Este tipo de trabajo no tiene gran dificultad y sus beneficios se ven de inmediato. Además, a medio plazo puedes ayudar a evitar daños en el ecosistema marino. Para hacer más efectiva y agradable la labor, puedes realizarla con amigos, así estarás acompañado, y juntos recogerán más basura empleando el mismo tiempo.

Aunque hay muchas otras actividades en que las puedes participar como voluntario, estas son algunas de las más comunes y no debes dejar de probarlas. De todos modos, sea cual sea la manera que elijas para cumplir tus horas voluntarias, descubrirás que la belleza del voluntariado es hacer algo por los demás sin recibir algo a cambio. Te sentirás excepcionalmente bien al saber que ayudaste a alguien o que has marcado la diferencia en tu comunidad.

Recuerda, hay dos tipos de personas: los que cambian el mundo y los que miran. Tú decides cuál quieres ser.

Y para terminar… Queremos destacar que las actividades de voluntariado son muy apreciadas por los estadounidenses de todas las edades, porque hablan de la calidad humana de las personas. Por ello, si deseas ingresar al programa de año escolar en USA e incluso realizar tu carrera universitaria en EEUU, todas las horas voluntarias que hayas realizado en tu país sumarán “puntos” a tu favor.

Candelaria Ceballos