¿Te has imaginado cómo sería un día normal de tu vida en América? Queremos contarte cómo sería tu día típico como estudiante de intercambio.

Un miércoles cualquiera en tu vida como estudiante de intercambio

6:00

Suena la alarma. El sol empieza a asomarse. Te espera otro gran día en el colegio.

Es momento de organizar tu habitación, ducharte y preparar tu mochila.

6:20

Tus padres han preparado el desayuno. Te apetecen huevos, fruta y panqueques. Tus padres te dan consejos para que todo vaya bien en el colegio y tú apuntas mentalmente estos consejos desde tu perspectiva de estudiante de intercambio.

6:40

Coges tus cosas, te despides de tu familia y sales hacia la parada del autobús escolar. ¡No puedes llegar tarde!

6:45

Subes al autobús y te espera un amigo americano. Se ponen al día acerca de los acontecimientos del colegio. Como eres estudiante de intercambio, tu amigo te cuenta cada detalle para que estés informado.

7:15

Llegas al colegio y te diriges a tu casillero. Saludas a varios compañeros, en una escena sacada de películas y que has vivido varias veces desde que eres un estudiante de intercambio.

7:30

Suena la campana y empieza la primera clase. Debes hacer una presentación oral. Aunque estás nervioso, por ser un estudiante de intercambio y no dominar al 100% el inglés, has practicado y lo harás bien…

9:30

El día pasa volando… Vas al laboratorio de Química, listo para mezclar elementos y ver reacciones…

12:00

¡Ha llegado la hora del almuerzo! Como estudiante de intercambio este es uno de tus momentos favoritos. Coges tu comida del comedor y te sientas con tus amigos.

La conversación avanza y, sin darte cuenta, ya entiendes todo y participas mucho pues, aunque eres estudiante de intercambio, el inglés cada vez te resulta más fácil.

12:30

Vas ahora a la clase de Historia Americana. Esta tarde hay un importante debate acerca de los padres fundadores y tú, el estudiante de intercambio, tienes la tarea de moderar.

14:30

… Suena la campana que anuncia el final de las clases. El debate va genial, pero tendrá que seguir la próxima vez. Se ha terminado otra jornada más en tu vida como estudiante de intercambio.

Vas de nuevo a tu casillero, dejas tus libros y coges tu equipación. Es hora del entrenamiento de baloncesto, ¡tu segundo momento favorito del día! El entrenador es exigente contigo por igual pues, aunque eres estudiante de intercambio, tienes que dar lo mejor para el equipo.

16:30

Corres a la ducha y luego al campo de fútbol americano para ver el partido de tu colegio contra otra escuela. Es el mejor partido de la temporada y nadie quiere perdérselo, menos tú que eres estudiante de intercambio y pocas veces podrás ver en vivo un partido tan emocionante.

18:30

El partido ha ido excelente. ¡El equipo de tu colegio ha ganado!

Regresas a casa en autobús público, junto con un compañero que también es estudiante de intercambio.

19:00

Llegas a casa a tiempo para la cena. El padre ha cocinado pollo y puré de patatas. Mientras cenan, ven el nuevo capítulo de la serie de moda, que tú conocías antes de ser estudiante de intercambio.

21:00

Ayudas a tu madre a organizar la cocina, deseas a todos buenas noches y vas a tu habitación a adelantar deberes. Un rato más tarde has acabado.

¡Es increíble ser estudiante de intercambio en Estados Unidos!