Esta carta fue enviada por la madre americana a la madre de nuestra estudiante Leire, antes de que ella viajara a EEUU, y expresa lo mucho que la madre de acogida esta emocionada al estar cercana la llegada de Leire a su hogar.

“Hola Sra. Martinez,

Te escribo para decirte lo emocionados que estamos de tener la maravillosa oportunidad de ser la familia de acogida de tu hija Leire. Nos da muchísima felicidad cada vez que recibimos un email o una carta donde se nos explican cada vez más cosas sobre tu hija. Como madre que soy, me doy cuenta de lo importante que son nuestras pequeñas hijas para nosotras y como nos preocupamos constantemente por ellas, sin importar la edad que tengan. Por lo tanto, creo que es muy importante para ti que conozcas nuestra familia y este lugar al que tu hija llamara hogar en los próximos 10 meses.

    Como sabrás, tengo dos hijas, Nikki, mi hija mayor que tiene 19 años y que estará fuera durante la mayoría del tiempo que Leire viva con nosotros porque estudia en la Universidad. sin embargo, ella estará en casa en los periodos de vacaciones y también algunos fines de semana. Ella esta en el College Siena que está a tan sólo dos horas en coche, así que algunas veces iremos a visitarla. Este viaje podría ser muy interesante para Leire, porque tendrá la oportunidad de ver un campus universitario y quiza algun partido deportivo de competición a nivel de college. Alexis, que es mi hija pequeña, será la que estará la mayoría del tiempo con Leire durante su estancia aquí en Madison, New York. Alexis va a cumplir 16 el 29 de Marzo. Ella es una chica muy deportista. Está apuntada en el colegio en los equipos de en fútbol, baloncesto y softball. Le gustan todos pero en especial le gusta el baloncesto, porque es el deporte favorito de su padre. Ella también juega a fútbol sala

en invierno. Lexi, como la llamamos en casa, le gusta ir de compras y pasar tiempo con la familia y con sus amigos. Mis dos hijas han crecido rodeadas de caballos, lo que les ha proporcionado una buena ética de trabajo. Aún tenemos un caballo en casa, su nombre es Jack. Jack esta en una casa de campo que está a tan solo dos millas carretera abajo de nuestra casa.

    Lexi va a la escuela de 8 de la mañana a 3 de la tarde. Durante los semestres en los que se pueden practicar deportes, ella entrena la mayoría de los días de la semana. Cuando ha terminado sus entrenamientos, cenamos, hace sus deberes y se ducha. Y si no es muy tarde, disfruta un poco de tiempo relajado con la familia y ve un poco de televisión. Los fines de semana los pasamos yendo de compras, saliendo con amigos, montando a caballo, de relax, y estando seguros de que todos los deberes se han quedado hechos. Lesi trabaja en la pizzeria de nuestro barrio, generalmente trabaja unas 4 o 5 horas los domingos por la noche. Nosotros solemos ir allí y comemos pizza los domingos por la noche cuando la recogemos del trabajo.

    Mi marido Dave y yo, por lo general entramos a trabajar a las 8 de la mañana, después de llevar a Lexi, y también a Leire a la escuela. Dave normalmente llega a casa alrededor de las 5.30 de la tarde, mientras que yo llego entre las 3 y las 5 de la tarde. La escuela esta en la esquina por lo que si Leire se siente cómoda, puede caminar desde la casa al colegio algunos días dependiendo del tiempo. La mejor parte de nuestros trabajos es que ambos tenemos nuestros propios negocios, porque lo que estamos disponibles para asistir a partidos de deportes y otras actividades que las chicas puedan tener. Yo soy peluquera, y tengo mi salon en la ciudad próxima a la nuestra, y Dave tiene una consultoría que esta situada a 3 millas de casa.

    Nuestra casa esta en un pequeño pueblo, tenemos un acre de tierra alrededor de la casa. También tenemos piscina en el jardín. En nuestro tiempo libre nos gusta dar largos paseos y cuidar de nuestro césped. Leire tendrá su propia habitación que está en el segundo piso de la casa, en la parte derecha al lado de la habitación de Lexi y de la nuestra. Hay una habitación  pequeña en el piso principal que tiene algunas máquinas para hacer ejercicio y también un ordenador para que las chicas lo usen para hacer sus deberes o lo que puedan necesitar. Esta habitación es un lugar muy tranquilo para el estudio, cuando así lo necesiten.

    Por favor, no dudes en preguntarnos cualquier pregunta que puedas tener. Esta es una oportunidad maravillosa para Leire, tanto como para mis chicas. Espero que podamos hacer que Leire se sienta como en casa y darle unos maravillosos 10 meses aqui en Madison. Si hay algo en especial que debamos saber, por favor, haznos sabedores de ello y pondremos todo nuestro cuidado en el asunto de que se trate. No se si teneis ordenador en casa que nos permita vernos en skype. Si es asi, las chicas podrían verse en skype durante el verano antes de que Leire llegue, para conocerse un poco. Acabo de darme cuenta que he escrito bastante información, aunque también es muy poca información a la misma vez, especialmente cuando pensamos en todo lo que puede deparar el próximo año. Espero que esta carta te haya servido de ayuda para darte una pequeña idea de como es nuestra familia. De nuevo, te estamos agradecidos por darnos el privilegio de alojar a tu hija y estamos muy emocionados por darle la bienvenida en nuestra familia.”

Un abrazo.