Existen varias opciones que el estudiante y sus padres deben de considerar antes de seleccionar el programa o colegio que más se adapta a lo que necesitan.

Principales opciones:

Colegio público con visado J-1 (Exchange visitors program).

Es la opción elegida por la gran mayoría de los estudiantes extranjeros que quieren estudiar un curso académico de secundaria o bachiller durante 1 año en colegios públicos acreditados mientras residen en el domicilio de una familia norteamericana que ofrece su vivienda y cuidados de forma altruista.

El objetivo del programa es promover el intercambio cultural. El estudiante únicamente podrá participar en el programa una sola vez, es decir, por un año académico.

La administración de este programa la tiene el Departamento de Estado de los Estados Unidos, que a su vez delega en las distintas categorías en organizaciones norteamericanas o sponsor. Estos sponsor a su vez podrán emitir un certificado de elegibilidad mediante el cual los estudiantes extranjeros obtienen su visado para la entrada en EEUU y son los encargados de velar que las familias cumplan los estándares impuestos por el Departamento de Estado. Las agencias de estudios en los países de origen de los estudiantes son las encargadas de los trámites de inscripción del estudiante en el programa, y de la certificación de que tanto el estudiante como el dossier cumplen los requisitos requeridos.

Debe de tenerse en cuenta que:

  • Como regla general en EEUU no existe la opción de elegir colegio público. El estudiante se deberá matricular al colegio que corresponda al domicilio de la familia que lo acoge de forma voluntaria, sin poder cambiarse, ya que la educación primaria y secundaria se financian fundamentalmente de los impuestos locales.

La opción de colegio público con visado F-1.

Esta opción normalmente es elegida por aquellos estudiantes que por alguna razón no pueden participar en el programa de colegio público con visado J-1 o prefieren este programa con visado F-1 donde las familias no son voluntarias.

El 30N del 96 entró en vigor la Immigration and Naturalization Act 214 (I) on Public School Students, que obliga a los colegios públicos a cobrar una cantidad determinada en concepto de matrícula para poder admitir a los alumnos extranjeros. Se debe aportar un certificado del distrito que se ha pagado el coste total no subvencionado de la matrícula.

La opción de colegio privado

Esta opción es por la que se decantan muchas familias ya que se puede elegir entre el enorme abanico de posibilidades que ofrece la enseñanza privada en EEUU, con colegios que están especializados en determinadas disciplinas y son líderes por los resultados que obtienen sus alumnos o por los métodos didácticos que emplean así por la multiplicidad de enseñanzas ofertadas, teniendo un gran prestigio por ello. El 23% de los centros de estudio son colegios privados.

Es posible que los colegios privados soliciten que el estudiante pase un examen de evaluación, los más corrientes son:

  • (SSAT) Secondary School Admission Test:

Se comprenden entre los grados 6 y 11.Capacidad verbal y matemática en comparación con el resto de alumnos norteamericanos para evaluar su nivel. Duración de 2 horas.

  • (ISEE) Independent School Entrance Examination:

Capacidades y conocimientos en el área verbal y matemática. Alumnos grados 6 y 12.Duración de 3 horas en 2 partes de examen una parte tipo test y la segunda parte del texto escrito de una duración de 30 min.

 

                                                                                                                   Isabel Montoya.