El beneficio evidente de cursar un año escolar en Estados Unidos es adquirir el dominio de un segundo idioma gracias a la plena integración lingüística y cultural en el país elegido. bannerhighschool

Aunque estudiar un año académico en Estados Unidos sigue siendo una opción minoritaria en España, el número de estudiantes que se decantan por estudiar bachillerato en el extranjero para mejorar su inglés ha aumentado paulatinamente en los últimos años.

En Estados Unidos no existe un sistema nacional de educación. Cada uno de los 50 estados tiene su propio Departamento de Educación, el cual establece las reglas para los colegios de dicho estado.

En Estados Unidos la educación es obligatoria para todos los estudiantes hasta la edad de 16 años. Un estudiante se gradúa después de haber aprobado todos los cursos requeridos.

El sistema escolar americano se estructura en 12 niveles. La educación secundaria  en Estados Unidos está dividida en “Middle” o “Junior High” (primer ciclo) y “High” (segundo ciclo).  Este programa en unos estados se conoce como “Middle” y en otros como “Junior High” y el denominado “High School” equivalente al segundo ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria, 3º y 4º de la ESO (grados 9 y 10), y 1º y 2º de Bachillerato (grados 11 y 12).

SchoolBus47Exterior

La convalidación del Año Escolar en Estados Unidos, por los correspondientes estudios de ESO o Bachillerato en España, se realiza directamente sin exámenes especiales siguiendo las normas dictadas por el Ministerio de Educación y Ciencia.

Sólo se requiere convalidación a través del Ministerio español de Educación y Ciencia para los cursos equivalentes a 4º de ESO y superiores. Eso significa que, en el caso de Estados Unidos, los únicos cursos cuya convalidación ha de tramitarse según esta normativa son los grados 10, 11 y 12. Ver :Embajada de los Estado Unidos, España.

En este enlace a la pagina del Ministerio de Educación y Ciencia puede encontrar toda la información para la homologación y convalidación de estudios y títulos extranjeros no universitarios.

                                                                                                                              Elvira Favares.